Director: Percy Taira / Sub editor: Alex Albornoz / email: correoexpediente@gmail.com / Facebook: Expediente Oculto / Google+: Expediente Oculto / Twitter: @expedienteocult

¿QUIERES SER UN COLABORADOR DE EXPEDIENTE OCULTO?

Si quieres colaborar con un artículo, un comentario o una opinión en Expediente Oculto, y que sea publicada como un post. Ingresa aquí.

Traducir / Translate

domingo, 6 de mayo de 2012

¿POR QUÉ LA LUNA SE VE GRANDE EN UNOS LUGARES Y EN OTROS NO?



Por Percy Taira

Luego de la última “super luna” que vivimos el pasado sábado 5 de mayo de este año, muchas personas han cuestionado el hecho de que la luna pudiera verse tan grande como los astrónomo y científicos dijeron que se vería, es decir, un 13 por ciento más grande de lo normal. Algunos sostienen que la luna se vio como siempre e incluso, que se vio más pequeña que en otras fechas. Quizá esto no se debió a la luna en sí, o a su mayor o menor acercamiento, sino a nuestra propia percepción, a una ilusión óptica que aún no ha podido ser explicada por el ser humano.

En este post vamos a tratar dos de las teorías más aceptadas del por qué no vemos la luna tan grande como se puede ver en otros lugares o las ven otras personas. Estas dos teorías se basan en que la luna siempre tiene el mismo tamaño sólo que se ve más grande o más pequeña según el lugar o la “aparente” distancia que pueda tener de quien la observa, así mismo, con la curiosidad de que esta se vea más grande en el horizonte y más pequeña cuando se encuentra en el cielo. Veamos por qué.

¿LA LUNA CAMBIA DE TAMAÑO?

Para comenzar debemos tener en claro que la luna no cambia de tamaño durante toda su trayectoria, desde que sale hasta que se oculta, por lo menos no en una misma noche, para comprobar esto se puede hacer un experimento muy sencillo, basta con  sobreponer una moneda cuando vea a la luna (tal como hace con su dedo pulgar un pintor ante su modelo) y notará que efectivamente, el tamaño de la luna no varía. Es decir, el tema de la diferencia del tamaño de la luna pasa por una mera percepción de nuestros ojos y por ende, de nuestro cerebro. Dicho esto, pasamos a las teorías.

LA ILUSIÓN PONZO

La ilusión de Ponzo es una de las primeras teorías sobre este fenómeno, debe su nombre a su descubridor Mario Ponzo, quien en 1913, sugiere que el tamaño que nosotros vemos de la luna es una mala interpretación de nuestro cerebro, sobre todo de percepción. Es decir, por lo general, vemos a la luna más grande cuando está ubicada en el horizonte porque podemos compararla con objetos que el cerebro reconoce (edificios, bosques, cerros, etc), en cambio, cuando la vemos en el cielo, el cerebro pierde la perspectiva y la distancia, por ende, la vemos más pequeña.

Es más, algo parecido le ocurre a los astronautas cuando están en la misma luna, como allá no hay puntos de referencia (acá podemos ampliar la imagen a ver por ejemplo ciudades) no hay puntos de referencia para calcular distancias o tamaños, por ello, para los astronautas era muy difícil relacionar la distancia de una roca entre otra roca, o del cerro más cercano, por ello es muy difícil caminar sobre la luna, es más, hubo casos en que astronautas se han perdido caminando sobre la superficie lunar.

Volviendo al tema, para comprobar su teoría Ponzo dibujó dos barras idénticas sobre una imagen de rieles de ferrocarril que se unen en la distancia, como vemos en el dibujo, la barra superior parece más ancha porque aparenta ser más grande que los rieles a diferencia de la barra inferior que queda entre los rieles.

EL CIELO ACHATADO


Otra de las teorías más populares es aquella que habla sobre la propia percepción que tiene nuestro cerebro y nosotros sobre lo que es el cielo, sobre lo que es el universo. Es decir, si vemos a la luna más grande cuando está en el horizonte y más pequeña cuando está en el cenit, se debe a que consideramos el cielo no como una bóveda, como ciertamente es, sino como algo achatado.

Como puede verse en la imagen, mientras más cercano creemos que está un objeto, curiosamente, lo vemos más pequeño, que cuando lo vemos más lejano, una especie de perspectiva al revés. Quizá por esta teoría es muy discutida pues no ocurre lo mismo por ejemplo, cuando vemos las nubes en el cielo y podemos diferenciar cuáles se encuentran más cercanas o lejanas desde nuestro punto de vista, con el horizonte.

No obstante, hay muchos que rechazan estas dos teorías, y señalan que no se debe a un problema de perspectiva sino a un fenómeno atmosférico, al paso de la luz a través de la atmósfera que a manera de lupa hace que la luna cuando sale o se oculta se vea más grande (pues en el horizonte atraviesa mayor cantidad de aire) que cuando está en el cenit. No obstante, muchos sostienen que aunque teóricamente esta idea es aceptable, es demasiado exagerada para creer que la atmósfera pueda producir tal variación en la percepción del tamaño de la luna.

Particularmente me quedo con la ilusión de Ponzo, me parece la más acertada y es lo que por lo menos, por experiencia propia, he descubierto, lo curioso en todo caso, es que el hombre haya podido pisar la luna, la hemos visto estando sobre ella y pese a ello, el cómo la vemos desde la Tierra, continúa siendo un misterio. Una pregunta sin respuesta.   

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no le veo logica, he medido el tamano de la luna con mi lente de camara, y ciertamente se ve mejor en el horizonte, mucho mas grande y ademas ocupa mas espacio en la pantalla de enfoque. (es demasiado exagerada para creer que la atmósfera pueda producir tal variación en la percepción del tamaño de la luna.) entonces diras el cambio de color en la luna cuando esta se encuentra en el horizonte, no se debe al horizonte? si el horizonte puede variar el color entonces tambien el tamano.

Jorge Jiménez dijo...

La razón del por qué la Luna se ve unas veces grande y otras pequeña, es porque la Luna gira alrededor de la Tierra en una elipse, la cual tiene dos ejes perpendiculares, siendo uno mayor que el otro. La Luna se vería igual si el giro fuera circular, es decir, redonda.

...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EXPEDIENTE OCULTO #9 - EL PAPA FRANCISCO (18/03/2013)

Estamos en Google+